Jueves, La procesión va por dentro

Pincha aqui para escuchar el audio.

Hoy continuamos con nuestro viacrucis particular,  “La Procesión que va por dentro.”

Somos hijos de las historias que nos contamos.   Como Cristianos tenemos la historia que transcienda todas las edades.   La historia de Dios que se hace carne y vive entre nosotros para darnos salvación.

Cuando pasamos por la décima estación:

VEMOS A JESÚS DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS.

 En ese momento no se mostró su vergüenza, sino la nuestra.   Como criaturas modernas seguimos desvistiendo al creador de sus pertenencias.

  • El primer lugar el universo le pertenece y toda la creación.  El creó todo, pero nosotros como humanos estamos en un proceso de destruirlo por nuestra forma de sobre explotarla y contaminarla.
  • En segundo lugar, le hemos despojado de lo que mas ha querido, una relación con nosotros.   El nos ha hecho para su gloria y felicidad.  El disfruta al tener una relación cercana con cada persona, pero porque hemos pecado estamos alejados de esa relación.
  • Dios es un Dios relacional y feliz y el deleita en compartir su felicidad con nosotros.  Pero nuestra actitud rebelde que a menudo es expresado como “Yo se hacer las cosas mejor que Dios” nos ha separado de esa relación.  Que Pena!
  • Dios conoce que hemos sido engañados por el príncipe de este mundo quien pone estas ideas de rebelión en nuestras mentes.  Con esto el

Cuando pasamos por la decima primera estación vemos que

El mismo Autor de la vida, es Crucificado.

  • Es crucificado como un malhechor, pero muere por amor por cada uno de nosotros.    El siendo el hijo de Dios toma sobre si nuestros pecados y rebelión y paga nuestra deuda.   El hace un camino a renovar esa relación con el mismo.
    • Si, es una paradoja que Él, siendo Dios, se hizo hombre.
    • Que siendo Rico, se hizo pobre.
    • Que siendo creador, se hizo criatura.
    • Que siendo vida, gusto de la muerte.

-Para algunos, tanto ayer y hoy, Jesús era simplemente un buen hombre, un revolucionario de su época o un personaje histórico.

Pero, hoy estando delante de esta estación te hago la pregunta: ¿Quien es Jesús para ti?

¿Será, que aquel vestido de piel humana escondía el misterio de la Divinidad encarnada?

Si necesitas mas pruebas, espera el domingo y veras que la tumba vacía es la prueba mas grande que afirma la divinidad de Jesús.    Es evidencia suficiente que demanda un veredicto.   

La tercera estación para hoy, contemplamos a Jesús, muerto en la cruz.

  • ¿Habiendo podido salvar a otros, porque no se salvo a si mismo?
  • Él vence mi lógica e inteligencia con una sola afirmación:  “Todo lo que hizo, lo hizo por amor”.
  • NO soy yo, quien lo buscó como si se nos hubiera perdido. Fue Él, quien vino a buscarme y salvarme de mi loco camino.
  • Amigo, tu alma tiene sed de Dios porque hay un lugar en ti solo para el. El Señor está a la puerta de tu corazón, déjale entrar y entrar en una relación divina.  
  • Que la paz del Señor sea con vosotros y su protección sobre nuestro barrio.  Amen.

Miércoles, La procesión va por dentro

Hoy entramos en El tercer día del Viacrucis, “La procesión que va por dentro”

Ayer el énfasis de las 3 estaciones fue en como tres personas ayudaron a Jesús en su camino a la cruz y nos dejó el reto, ¿Cómo podemos ayudar a otros caminar en su camino diario?

Hoy las tres estaciones tiene que ver con dos caídas de Jesús intercaladas con la estación donde Jesús da consuelo a las mujeres que le acompañaban.

7ª Estación: Jesús CAE POR SEGUNDA VEZ y se levanta

8ª Estación: Jesús consuela a las mujeres

9ª Estación: Jesús cae por tercera vez y se vuelve a levantar

 El ÉNFASIS de hoy es EN LEVANTARSE.   El concepto de “levantarse” no solo se aplica al mismo Jesús cargando con los pecados del mundo, sino también tiene que ver con la forma en que Jesús “levanta el animo”  consolando a las mujeres que le acompañan.  Jesús les dice, “no lloren por mi, lloren por sus hijos.”  Jesús sabía a donde iba, conocía su destino, y el se entregaba a ello por amor a nosotros.  Jesus dijo “no lloren por mi, lloren por sus hijos”, nosotros hemos de preocuparnos por nuestro destino, que nuestro lloro sea para darnos conciencia y entendimiento que por cuanto todos hemos pecado, estamos alejados de una relación con Dios.  Jesús nos anima entrar en la salvación que el ha hecho posible por su muerte en la cruz.  El ha hecho su parte, solo nos toca arrepentirnos de nuestra rebelión y acercarnos a el y aceptarle como nuestro Salvador.

Jesús no se quedaba abajo sino se levantaba cada vez porque el vivía gobernado por un propósito, el proveer salvación a todo aquel que el confía.  Hay dos pasajes en las Escrituras que nos revelan el secreto de Jesús para levantarse y mantenerse enfocado en su misión: Isaias 53:11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho. Hebreos 12:2 el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz… LA RAZÓN DE LEVANTARSE, LA RAZÓN QUE LO MANTENDRÍA COLGADO DE LA CRUZ SERIAMOS TU Y YO.  En Jesús solo hay buenas perspectivas de futuro, de propósito para esta vida y la venidera. Jeremías 29:11 “Porque yo sé los planes que tengo para vosotros–declara el SEÑOR– “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.

Amigo vecino, es muy probable que en medio de esta guerra común contra el virus del pecado has caído mucho mas que 3 veces en tu camino a encontrar paz con Dios.  El Señor te está animando hoy, “Levántate y búscame”.   No hay salvación en otro nombre, solamente en Cristo.  Tu alma esta sediento.  Cristo es el Agua de Vida.  

Si tu alma está sediento de Dios,  Háblale.   Dile:

Señor Jesucristo, mi alma tiene sed de ti.   En medio de esta pandemia me doy cuenta que sin ti no soy nadie, soy pecador, perdóname mis pecados, te acepto como mi Salvador y Señor.  Voy a vivir para ti de aquí en adelante.     Amen.

Martes, La procesión va por dentro

Screen Shot 2020-04-07 at 4.37.45 PM

El Domingo se habló de la entrada triunfal a Jerusalén cuando Jesús lloró porque el pueblo no reconoció su visitación.

(El Lunes, no se tocó, porque aún no tenía claro la idea, pero tocaba las primeras 3 estaciones que podríamos calificar como:  Jesús se encuentra en problemas

Primera estación: Jesús es condenado a muerte

Segunda estación:  Jesús carga el peso de su propia cruz

Tercera estación:  Jesús cae por primera vez, mostrando su lado humano.

 

Hoy MARTES las 3 estaciones ponen  ENFASIS EN LAS RELACIONES

4ª Estación: Jesús se encuentra con su madre.

Acompañamiento, es lo que más necesita alguien que esta sufriendo. ¿Cómo podemos acompañar a nuestros seres queridos?

5ª Estación: Jesús es ayudado por Simon de Cirene. Pasaba por ahí, ajeno al momento pero le obligaron a ayudar, esto le cambio la vida y Simon nunca más  seria el mismo. ¿Cómo puedo ayudar a otros a sobrellevar sus cargas?

6ª Estación: La Verónica limpia el rostro de Jesús.

Aunque en el relato bíblico no es mencionada, solo por la tradición, nos podemos  imaginar la escena de consuelo y balsamo que es limpiar un rostro empapado de sangre y sudor que incomodan la visión.  ¿Cómo puedo consolar a otros para que vean mejor?

Que el Señor nos bendiga y nos de su protección.

Viacrucis, La procesión va por dentro

¿Qué es el viacrucis?
Es la meditación de los momentos y sufrimientos vividos por Jesús
desde que fue hecho prisionero hasta su muerte en la cruz y
posterior resurrección. Literalmente, via crucis significa “camino de
la cruz”. Recordamos con amor y agradecimiento lo mucho que
Jesús sufrió por salvarnos del pecado durante su pasión y muerte.
Dicho camino se representa mediante 15 imágenes de la Pasión
que se llaman “estaciones”. Te animarás a cargar con las cruces en tu
dia a dia, si recuerdas con frecuencia las estaciones o pasos de
Jesús hasta el Calvario.

Soy consiente que entre mil lectores hay Cristianos y hay otros que no se consideran Cristianos.  Creyente o no es verdad que durante esta semana se está celebrando alrededor del mundo el acontecimiento histórico puntual que mas ha marcado el rumbo del mundo durante los últimos 2000 años.  En particular ha marcado los valores de nuestro país y continente.  Me refiero a la muerte y la resurrección de Jesús.  La historia lo fundamenta que el fue una persona única. El mostró con sus hechos y sus palabras que era el Hijo de Dios.   Personalmente no suelo participar en un viacrucis, porque no ha sido parte de mi tradición, pero he pensado que en esta Semana  Santa podríamos adaptar las 15 estaciones del camino de Jesús a la cruz a nuestra situación y hacer un viacrucis interior y tocar varias estaciones cada día.   Tanto para el Cristiano como para el no Cristiano, cada uno de estas estaciones nos ayudarán meditar en que tipo de persona somos a la luz del ejemplo de Jesús a quien todo mundo admire como persona como mínimo.    Te animo unirte a la procesión por dentro de este Viacrucis.